Nosotros

reparar suela de zapatos

Somos Maestros Artesanos

A los 13 años, Isidre Castellà comenzó a trabajar como aprendiz para un zapatero en Calella. Fue el inicio de su carrera, a la que siguió la apertura de su primera tienda a finales de la década de los 60. El mimo y cuidado que dedicó a cada uno de los zapatos que pasó por sus manos, le hizó merecedor de premios como el Concurso Nacional de Destreza Profesional (1986), la Carta de Maestro Artesano de la Generalitat de Catalunya (2000), Título de Artesano, Título de Maestro Artesano y 1r Premio a la Destreza.